Páginas vistas en total

TT Isla de Man (I)

Grandstand TT Isla de Man

Antes de Salir:

El 17 de Junio de 1.949 en "La Isla de Man" se celebró la primera carrera del Campeonato del Mundo de Motociclismo en sus tres cilindradas: 250cc, 350cc y 500cc.

Está Carrera mítica que con sus 107 años de historia, y siendo cuando por 1.907 se disputase la primera carrera en la pequeña isla británica (su superficie es equivalente a la isla de Ibiza o La Gomera) que dio origen por entonces a las carreras que se sucedieron hasta la actualidad.

Mi conocimiento sobre el TT de "La Isla de Man" lo podría resumir en tres etapas:

  • Las veces que pude escuchar algo sobre una carrera que se celebraba por las carreteras de "La Isla de Man", no sabía ni dónde estaba la isla, tampoco las categorías con que se celebraban las carreras, así también desconocía cómo era el circuito en cuestión, ni qué pilotos eran los más ilustres. Es decir, desconocía todo lo que tenía que ver con el TT. Es más, era tal mi falta de conocimiento que no sabía el significado que tenían las siglas TT (Tourist Trophy). Tanto igual, si me preguntasen por las carreras de caballos de Royal Ascot (Londres) de quien lo único que conozco es que se celebran en Inglaterra, y en las que las damas llevan sombreros. 
  • 2.009 la revista "La Moto" publica una serie de reportajes "El año que corrimos peligrosamente" protagonizados por Pepe Burgaleta y Sergio Romero. A raíz de estas publicaciones comienzo a saber algo más acerca de esta carrera y de la que hasta la fecha sólo alguna vez  había escuchado algo sobre ella. Leo con entusiasmo todos los artículos que publican  tras las carreras; me llama mucho la atención el modo de transmitir el ambiente y la armonía que se vive allí. A pesar de ser un circuito peligroso, hay muchas historias, y todas se van quedando grabadas en mi cabeza. Con el paso del tiempo, me pregunto si son cosas de la vida o del propio subconsciente por haber anotado ciertos datos que se publicaron en la revista, por ejemplo: cómo ir a la isla...  ¡Cuando, ni siquiera se me pasaba por la cabeza ir! Sorprendente. 
  • 2.010 Mientras estaba haciendo una ruta con mi gran amigo Gerard, paramos en la estación de tren de Canfranc (Huesca) más conocida por el anuncio del calvo de la lotería, y cuando nos equipábamos para volver a la carretera con nuestras respectivas motos, fue la tercera vez que pude escuchar algo sobre 'Las carreras de La Isla de Man'.


Estación de tren de Canfranc

Igual que nosotros paramos para descansar en aquella estación, un chico también en su moto se para y charlamos amigablemente, entre una cosa y otra, nos comenta que viene del  TT 'Las carreras de La Isla de Man' y, que alguna vez en la vida teníamos que ir. Lo contaba con tanto entusiasmo, que sus ojos y su sonrisa brillaban.

Gerard y yo, nos miramos y dijimos -"tenemos que apuntarlo en la lista"- Esa lista que uno hace de cosas y/o sitios en su vida para visitar, después de 'Cabo Norte'.

2.014 del mes de enero. Época en la que tengo que asignarme las vacaciones del año en la empresa, por lo que me las selecciono y me las distribuyo en función del calendario del Campeonato: última semana del mes de Junio y la primera semana de julio, para poder ir a Assen. Dos semanas de octubre, y los días que sobran los reservo para Navidades.

Pendiente de que la empresa aprobara las fechas y dado quería asistir al GP de Holanda con mi moto (había estado en 1986), tal me diesen el visto bueno, lo primero que haría sería reservar un hotel para tres noches en Groninga (Holanda).

Para mi sorpresa; a mediados de febrero la empresa me comunica que debo modificar las fechas de las vacaciones por la última semana de mayo y la primera de junio; me quedo en stand by, y perdido. Ante éste hecho radical, y la incompatibilidad con los planes que había hecho, anulo la reserva del hotel de Holanda, de inmediato miro los calendarios de MotoGP, SBK, BSB (Superbike Inglaterra) y CEV. Sin encontrar nada interesante, ya que, MotoGP se celebraba en Mugello, SBK en Malasia. Lo más que se ajustaba a las fechas disponibles era el CEV en "Motorland" quien ya estaba en mi planteamiento, sólo que me parecía poco. 

Pasan dos, o tres días, y de pronto, en uno de esos flases que pasan por la cabeza, recuerdo la conversación con Sergio Romero de la revista "La Moto" en el CEV de Jerez en noviembre del pasado año, cuando me dijo que si algún día iba al TT lo mejor era ir el primer fin de semana de la carrera, ya que coincidía el último fin de semana de mayo, y recordando esto, miro el calendario... ¡Bingo!... ¡Ya tengo destino!.

Sergio Romero CEV Jerez

Sin perder tiempo, esa misma noche de febrero me pongo manos a la obra a mirar por la red todo lo necesario para estar en la TT en esa fecha. Desgrano los recorridos, los alojamientos, los medios de transportes. No dejo de mirar concienzudamente. Aunque eso sí, tenía muy claro que tenía que ir con mi moto, y eso pasaba porque la tenía en Canarias, y tenía primero que traérmela hasta Galicia.

Mis indagaciones por la red continúan para sacar billete de barco desde Liverpool a Douglas (capital de La Isla de Man) extrañado, no encuentro nada, todos los barcos van ocupados, tampoco encuentro alojamiento, ni siquiera B&B (Bed and Breakfast) cuentan con habitaciones disponibles.

Ante tanto despropósito no me desanimo, algo me empujaba interiormente a seguir intentándolo; podría ir cualquier otro año, pero, era ahora o nunca. Insisto indagando hasta que justo llego a una Web "Travelbikes" quienes organizan viajes al TT de la isla. Pero no se adapta a lo que busco, ya que, me gusta ir a mi aire y organizarme sólo. Éste tipo de viajes lo veo más para el Inmerso. Aún así, sigo navegando por la web y compruebo que venden solamente el trayecto de Liverpool a la isla, y me aventuro en enviar un e-mail para que me confirmen éste aspecto, también me faciliten sus tarifas y horarios.

Todavía no sabía cómo llegaría hasta La Isla de Man, ni tampoco sabía donde pernoctaría, pues debía de dejarlo a expensas de la respuesta que recibiría de ésta empresa organizadora de viajes. Porque sería una contradicción y de nada serviría tener alojamiento y no tener barco.

Al día siguiente, ya fuera por puro marketing o bien porque realmente era así, recibo un e-mail que decía; -"quedan dos plazas libres con el siguiente horario"-

- Salida: Liverpool - Douglas: 28 de Mayo a las 18:00.
   Douglas - Liverpool: 2 de junio a las 15:00.

-"Se debe abonar el 40% del total de la tarifa en el momento de la reserva. Se aconseja se haga de modo inmediato por si otras personas lo reservasen"-.

... Éste era mi único plan alternativo.  Sin pensármelo me lancé a la piscina. El resto del día, ya sólo pensaba en motos y en La Isla de Man.

Con el transporte confirmado, esa misma tarde la dediqué casi exclusivamente a mirar los alojamientos. 

La Web oficial del TT informa a los aficionados sobre 22 campings en los que se pueden alojar. Con el mapa del circuito en mano, miro los que más me gustan: desde el que está pegado al GranStand, hasta los que están por Douglas.

Contacto con todos ellos y la gran mayoría ya cuentan con todas sus plazas ocupadas, mientras los que sí estaban disponibles me alejaban de la capital, hasta que recibe 6/8 campings con plazas disponibles.
  
Muchos de los campings ofrecían el alquiler de la tienda de campaña pero de igual modo, todos estaban ocupados, con lo que la mejor solución, se me venía al traste.

Después de varios email esa tarde/noche con los responsables de los respectivos campings con disponibilidad, me decante por el de St Johns Football Club Campasite, por nada en particular ya que los servíos y precios que ofrecían todos era similar pero el "olfato" y feeling me decía que era ese.

A pesar de no figurar el servicio de alquiler de la tienda de campaña en la Web del camping, pregunte a Brian (Gerente) si era posible, donde para mi sorpresa -a priori me dice que sí; y que no sólo me alquila la tienda de campaña, sino que además incluye; sacos de dormir, colchón, toallas de ducha, y hasta lámparas de noche.

Con el paso de los días y al navegar por el TT uno se da cuenta que todo forma parte de marketing.

En principio iba a ir sólo, como he hecho alguna que otra vez (Mugello y Brno) pero a medida que conocía y aprendía más cosas de ésta mítica carrera, creía que tenía que compartir esta experiencia que la vida me estaba poniendo en las manos, y así le dije a Pili (mi pareja) que se viniese; no lo dudó un instante y me dijo que sí, sólo que ella no tenía tantos días, por lo que había que buscar la manera para poder ir, y la única solución pasaba porque ella fuese en avión hasta la isla; y justo así lo hicimos.

Milla 13 TT Isla de Man

Con el barco de Liverpool - Douglas, el alojamientos y los aviones de Pili (Las Palmas - Madrid, Londres Heatrow - Londres Airport City-Man) sólo faltaba por saber cómo llegaría a la isla.

La primera opción pensada era ir por Bilbao a Portsmouth, pero el barco salía de la capital vizcaína el día 27 de Mayo, y llegaba a Inglaterra el 28 de Mayo por la mañana. En otro modo el barco de Liverpool salía a las 18:00.  Y esto resultaba muy precipitado, ya que tendría que subir a toda rapidez a Liverpool (450Km).
La segunda opción pensada era salir de Santander el lunes a las 15:00 y llegar a Portsmouth a las 14:30 del día siguiente, pero en éste caso tendría que hacer noche en las Islas Británicas.
La tercera opción pensada era la de subir por carretera más de 1.000 km. 

Si algo tenía claro, era que a la vuelta sí la haría por carretera, ya que, quería visitar la zona de Normandía (Francia), Gerad en Lleida e ir al CEV' en Motorland Aragón.

Normandia

Tras analizar y sopesar los costes de gasolina, los alojamientos, las dietas, el tiempo que iba a emplear en viajar, me decante por la opción Santander - Portsmouth.

Impresionante. Un viaje que se organiza con un año de antelación, yo lo cerré en una semana previo pago de "impuestos" por el poco tiempo que restaba.

En el instante que tuve todo cerrado hasta el momento que me marché, me dediqué a investigar y documentarme a cerca del TT de 'La Isla de Man'; era tal el tiempo que le dedicaba, que llego un punto donde en un día sólo veía carreras y vídeos del TT, siendo esto lo que me llevó a escribir el artículo del 'TT' y sobre el cual me felicito tanto Antonio Maeso como Sergio Romero.

Durante estos meses he conocido gente que me han transmitido su pasión por esta carrera: Abelardo Reando y Rosa Arrate entre otros. 

Mientras conversaba con Abelardo, me dice que sería muy bonito que se hiciese un homenaje en la Isla por el Centenario del primer español que corrió en la Isla (Luis de Arana, 1.914) sólo que ya él se había comunicado con la organización pero que los ingleses le habían hecho caso omiso, y decidimos organizarlo por nuestra cuenta. Tanto así, que al llegar a casa, creo una página de facebook (Quedada GranStand TT 2014) desde la que hago público la intención de hacer un homenaje, además lo público por diferentes foros y Twitter, recibiendo respuestas casi inmediatas. La gente comienza a interesarse y eso se nota, y eso que no tenía un límite, ni un mínimo de participantes; me daba por satisfecho si tan sólo fuéramos 10/15 personas. Sin embargo, el interés continúa dándose por e-mail de gente de Cataluña, Navarra, Madrid... E inclusive un grupos de franceses habían recibido la información y casualmente una de esas personas que también se quería anotar había colaborado con Santi Herrero. Todo un éxito la convocatoria.

Viaje:

26 de mayo, domingo a las 16:00. Comienza mi viaje al TT de 'La Isla de Man'. Después de 445Km. El viajes es apacible, aunque con algo de lluvia en la provincia de Lugo, llego a la capital cántabra.

Nada más llegar al hotel me encuentro con un motero BMW de A Coruña que también va para el 'TT' de 'La Isla de Man', y sin conocernos más que de este instante, cenamos junto a otros dos Navarros más con los que yo había quedado.

Mientras nos encontramos de tapas en un bar de Santander, vemos tres chicos que vienen de Madrid, y también llevan el mismo destino que nosotros. La afinidad entre ellos y yo, sería inmediata, dada la conversación sobre el TT.

Lunes por la mañana, lo dedico a pasear por Santander, y también a visitar a un familiar, antes de dirigirme al Ferry que nos llevaría a todos a tierras inglesas.

Lo primero que me llama la atención, es la cantidad de motos con matriculas inglesas, cuando pensaba que sería al revés, además por las conversaciones que había tenido con algunos que venían de pasar unas vacaciones por España y/ó Portugal.

Una vez hecho el check-in la empresa  propietaria del Ferry nos llevan las motos bajo una carpa, y es cuando por primera vez se me pone la piel de gallina.

Puerto de Santander

El trayecto en barco dura 24 horas y a pesar de llevar las pastillas para el mareo no me hicieron falta, pues la travesía fue bastante amena y rápida. Siempre hablando de motos, los españoles hicimos buenas migas.

Grupo de españoles para el TT

Sobre las 14:00 del martes, atracamos en el puerto de Portsmouth. Los españoles nos separamos por subgrupos: Los dos Navarros, un Madrileño, el Coruñes, y yo. Al contrario de lo que pensaba la salida del puerto para llegar a la autopista es muy sencillo, y estaba perfectamente señalizado. Eso sí, en las autopistas inglesas hay que ir con máxima precaución pues existen varios factores que así lo dejan claro: conducir por la izquierda, multitud de radares, la lluvia, la niebla, la inexistencia de gasolineras en las autopistas (salvo dos en 400km.) Aunque para mí lo peor, fue la cantidad de camiones y furgones típicos de reparto/transporte que iban más rápido que cualquier otro vehículo.

Mi primera noche en tierras inglesas fue en Caenarfon (pequeño pueblo del norte de Gáles) donde fui a visitar a mi amigo Iwan de mi etapa en la Universidad del Reino Unido, y al que no veía desde hacía 15 años.

Caenarfon - Wales

Después de la magnífica noche poniéndonos al día de nuestras vidas, junto a las típicas "pintas", cogí la carretera que bordea todo el Norte de Gales, para así llegar a la ciudad de los Beatles, y todo esto sin viajar con GPS. Para ello, solo viajaba con mapas e itinerarios, aunque antes era a través de la vía Michelin, y que en éste viaje lo cambien por el google maps y he de decir que ha sido todo un acierto.

La única vez que me perdí en el viaje, fue para llegar al puerto Albert Dock, desde donde salía el Ferry para Douglas.

Después de tantas vueltas y preguntar sin respuestas, pregunté a dos jardineros municipales, los cuales me explicaron perfectamente cómo llegar, y así lo hice sin pérdida alguna.

Es llegar al puerto de Liverpool, y comenzar a ver las motos llegando de todas partes de Europa, para luego ir subiendo al barco, con una impresión, y emoción que se debe ver y sentir una vez en la vida.

Puerto de Liverpool-Douglas

Ferry Liverpool-Douglas

La travesía dura aproximadamente 2 horas y media y como es lógico el barco va lleno tanto de motos como de pasajeros.



Isla de Man:

La llegada a Douglas fue por la tarde y enseguida nada más salir del puerto la primera impresión que me llevo es que se parece a Galicia y que se encuentra perfectamente señalizado, durante mi trayecto hasta el aeropuerto de la isla (22km) para recoger a Pili.

Puerto de Douglas

Sobre las 22:00 llegamos al camping donde estaba todo perfectamente organizado. El guardia nos acompañó a nuestra tienda de campaña (número 23) mientras nos comentaba las instalaciones y preguntaba lo típico ¿de dónde éramos?, ¿si era la primera vez? …. Tanto a Pili como a mí nos sorprendió que la tienda de campaña estuviera perfectamente montada, tenía dentro los colchones  y sacos de dormir nuevos con la etiqueta, toallas, mesas y lámparas.

Camping en el TT Isla de Man

Una vez colocada la ropa y organizarnos, nos fuimos para el bar del camping a tomar la primera pinta in situ y comentar lo que haríamos al día siguiente en nuestro primer día en el TT Isla de Man.



No hay comentarios :

Publicar un comentario