Páginas vistas en total

Gran Premio de Indianápolis

circuito de indianapolis

Antes de salir:
Desde el pasado mes de octubre, al finalizar el viaje del Gran Premio de Malasia, empecé a pensar en la carrera a la que iría la próxima vez. Las opciones estaban entre las tres que se celebran en EE.UU (Austin, Laguna Seca o Indianápolis).

Como se da la coincidencia que desde el pasado mes de noviembre mi hermano Fernando vive en Calgary (Canadá), decido ir a verlo en Agosto y coincidir a la vez con el Gran Premio de Indianápolis. Fernando ya me había acompañado a los Grandes Premios de Valencia, Catalunya, Reino Unido y Francia, y estuvo también con mi padre en Laguna Seca en 2008. Un plan perfecto, nos vamos los dos a la meca del motor estadounidense. 

Empiezo con los preparativos. En Abril miro precios hacia Calgary desde Las Palmas y observo que la ciudad canadiense está muy mal comunicada. El vuelo sale bastante caro, porque para ir desde España hay que hacer escala en alguna ciudad europea o americana. Yo la hice en Dallas.

Falta el trayecto Calgary- Indianápolis y otra vez no hay vuelo directo, por lo que tendremos que hacer escala en alguna ciudad de EEUU.  Comparando precios en dólares y euros decidimos que los comprase yo. Es más económico.

En cuanto al alojamiento, Indianápolis es una ciudad de 830.000 habitantes y posee una oferta hotelera muy variada, tanto en precios como en calidad. Se pueden encontrar desde moteles de carretera a cadenas de hoteles de lujo.  De la reserva de hotel y alquiler del coche se encargó mi hermano Fernando.

Ya teníamos billetes, hotel y coche. Nos faltaban las entradas, e intentar conseguir pases de boxes como había hecho en carreras pasadas. La persona que me las consigue habitualmente no asistía esta vez al Premio de Indianápolis, pero aún así, intentaría echarnos una mano.

hotel en indianapolis


El viaje:

El lunes 12 de Agosto salgo en el vuelo Las Palmas – Madrid y aprovecho ese día para ver a mi hermano Oscar y familia que viven en la capital.  Al día siguiente a las 13:00 vuelo hacia Dallas con la compañía American Airlines.  Empieza la aventura.

Un vuelo normal Madrid-Dallas tiene una duración de 10 horas, pero debido a un temporal en la ciudad tejana el avión tiene que dar algunas vueltas a 200km de Dallas, por lo que al final la duración del vuelo fue de 11 horas.

La conexión a Dallas la tenía a las 19:30, iba ya con el tiempo muy ajustado, por lo tanto, me dirijo corriendo a migración. Mi sorpresa es que me encuentro una cola de cientos e incluso miles de personas y solo cinco ventanillas abiertas atendiendo a los pasajeros. Me entra un nerviosismo tremendo al pensar que con el poco tiempo del que disponía,  perdería la conexión con mi vuelo. Me dirijo a un policía y le explico mi caso, pero ni se inmuta y sólo me dice que me ponga en la cola.  

Sin exagerar y por lo que me decía un matrimonio español que vive en Dallas teníamos para dos horas de espera,  con esto ya tengo claro que si no hago algo pierdo la conexión con toda seguridad. Me dirijo a  otro policía  completamente desesperado. Le insisto en que yo no me quedaba en EEUU ni en Dallas, sino que mi destino era Canadá.

Mi cara debía ser un poema, lo cierto es que esta vez el policía al verme en ese estado, me dejó pasar.

Los nervios no terminaron ahí, hasta llegar a la puerta de embarque tuve que pasar como tres controles más de seguridad. (En mi opinión la seguridad en EEUU es excesiva, por poner un ejemplo es obligatorio para todo el mundo quitarse los zapatos para pasar el arco de seguridad, cosa que en España sólo se exige a algunas personas).

Llego a mi puerta de embarque y nuevo retraso de una hora, a la hora nos dicen que otros treinta minutos, luego que otros treinta minutos más  y así hasta llegar a  4 horas de retraso. Fue desesperante, pero  lo que más me llamaba la atención era que nadie protestaba. Todo el mundo callado.

En el vuelo iban 3 chicos de Bilbao y comentábamos que en España se hubiesen “comido” a la empleada de la compañía aérea, pero aquí  el único que protestó, por lo que pude observar, fui yo.  Pregunté a una chica que era lo que ocurría, que no entendía el porqué de  tantos retrasos y con muy malos modales, me responde que había tormenta. Miro por la ventana y ni siquiera estaba lloviendo. 

Le digo:  
-¿me lo está diciendo en serio? 
Creo  que me dijo de todo, aunque yo no le entendí nada. Sólo que me sentase…

A  las 00:00 pudimos salir hacia Calgary en un vuelo de tres horas de duración.  Entre los nervios que pasé, los vuelos y los retrasos, llegué completamente destrozado ya que entre unas cosas y otras llevaba en mi cuerpo 22 horas de vuelo.

Calgary:

El miércoles lo pase visitando Calgary, sobre todo el centro de la ciudad y su monumento más famoso que es la Torre de Calgary, con sus 190 metros de altura. En el penúltimo piso tiene un restaurante que va girando con vistas de toda la ciudad.  Comimos allí,  previa reserva. 

vistas desde la torre de calgary

restaurante en la torre de calgary

Por comer allí, te incluyen invitación para subir al último piso, así que después de comer  subimos y  nos sacamos un montón de fotos.

torre de calgary


La tarde la pasamos relajándonos un poco primero en un centro comercial y luego jugando al baloncesto acompañados de un amigo de mi hermano. La ciudad de Calgary se encuentra a 1.000 metros sobre el nivel del mar, pero entre el cansancio acumulado y la altura no duré mucho jugando.

El jueves 15 de Agosto salimos para Indianápolis a las 10:00 de la mañana vía Dallas. El vuelo dura 2 horas, así que llegamos a las 21.00 horas. Nos dirigimos directamente al alquiler del coche después al Holiday Inn (cadena de hoteles americana) donde se hospedaba mi amigo Willy (manager de Efrén Vázquez), ya que  habíamos quedado con él. Estuvimos como una hora juntos y nos marchamos a nuestro hotel o mejor dicho motel, era el típico motel de película americana en el que aparcas el coche en la puerta de la habitación.

aeropuerto de dallas


La limpieza era diaria y  las camas y el baño estaban bien. Pero lo mejor del motel era el wifi. Iba genial, mucho mejor que en hoteles de cuatro estrellas en los que me he alojado.

Primer día del Gran Premio (viernes):

Como he comentado muchas veces, me gusta llegar pronto al circuito e irme tarde. A las  07:30 ya estábamos en pié. Después de un pequeño desayuno nos dirigimos por fin hacia el circuito, situado a unos 10 km. del motel. 

Lo primero que nos llama la atención es que 1 km antes de llegar al circuito empiezas a ver zonas de parking y de camping, lo segundo que nos pareció curioso es que íbamos por una avenida por la ciudad, como pudiera ser La Castellana en Madrid, y de repente a mano izquierda,  nos encontramos con el circuito en plena ciudad. Le comento a mi hermano que el Jarama lo quieren quitar porque molesta a la urbanización que tiene al lado y aquí es todo lo contrario. ¡Asombroso¡ 

circuito de indianapolis


Aparcamos en un terreno en frente de la entrada principal del circuito por 10$ el día. El sábado costó lo mismo mientras que el domingo subió a 20$. Como no teníamos pases ni entradas,  nos fuimos directamente a las oficinas del circuito para comprarlas. La más barata de grada general tiene un coste de 75$ para los 3 días.

oficinas del circuito


El circuito de Indianápolis es el recinto deportivo más grande del mundo con una capacidad fija de 257.325 espectadores y en ocasiones se amplía hasta los 400.000 espectadores es decir como toda la población de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. 

Después de sacarnos las fotos en la entrada, nos fuimos a visitar el Hall of Fame Museum, que es el museo del motor americano donde están todos los coches que han ganado las famosas 500 millas de Indianápolis. Camino del museo, le comento a Fer que si se ha dado cuenta que no hemos visto a nadie de seguridad y le propongo dejar lo del museo para otro momento y dirigirnos hacia los boxes.  Podría ser que pudiésemos colarnos aprovechando esa falta de seguridad… 


hall of fame museum de indianapolis

A las 08:30 estábamos en la puerta de control de entrada al paddock, donde revisaban el pase dos señoras mayores, mientras tanto vemos como pilotos y miembros de equipos llegan al circuito entrando por la misma puerta  en la que estamos nosotros. Fueron nuestras primeras fotos con: Tito Rabat, Sito Pons, Pol Espargaró, Jordi Torres y Dani Pedrosa.

tito rabat en indianapolis
Tito Rabat

sito pons en indianapolis
Sito Pons

pol espargaro en indianapolis
Pol Espargaró

jordi torres en indianapolis
Jordi Torres

dani pedrosa en indianapolis


Al rato me llama Willy, mi amigo, y me dice que ha podido conseguir un solo pase así que nos organizamos de esta manera:  primero pasaba yo, al rato fingía que hablaba por teléfono y me dirigía hacia las vallas en los que estaba esperando Fer. Con una leve patada se lo pasaba disimuladamente y el entraba después. Al tercer día la perfección era casi de película. Dentro nunca revisan los pases y como no es obligatorio llevarlos al cuello pasas desapercibido. 

Si tuviésemos que poner un título a esté Gran Premio sería "el Gran Premio de las coladas", ya que todos los días por una cosa u otra nos colábamos en alguna parte del circuito, al contrario que en España o Europa que el circuito suele estar vigilado por guardias de seguridad privada e incluso por policías, en Indianápolis lo vigilan personas mayores o jóvenes, creemos que debían ser un grupo de ayuda a la comunidad típico de estas tierras.

Una vez dentro como es lógico estaba casi vacío, normalmente los viernes de Gran Premio el paddock se encuentra con poca gente ya que es horario laboral así que para sacar fotos y autógrafos es el mejor día. Yo lo llamo “el trabajo de campo”.

De casa llevaba unas fotos en tamaño grande de los cuatro magníficos: Márquez, Pedrosa, Lorenzo y Rossi para que me las dedicasen y ponerlas luego en un habitación de mi casa. Además como sabía (me lo había dicho Dennis Noyes) que estaría Kenny Roberts llevaba una foto de él en Assen 79 que tenía mi padre en diapositiva y yo la pase a foto y amplié. Me dirigí de entrada a la caza y captura de las firmas. La de los dos pilotos del equipo Honda Repsol fueron sencillas de conseguir, pero la de los dos pilotos del equipo Yamaha fue algo más complicado, pero conseguí mi objetivo.

De repente me encuentro a Kenny Roberts, aunque al principio me quede dudando si era o no.  Nos acercamos y le preguntamos si era Kenny Roberts, asintió con un movimiento de cabeza y nos sacamos una foto cada uno. Al enseñarle otra foto para que la firmase, se le abrieron los ojos y me pregunto que dónde era dicha foto. Le expliqué que era en Assen 79 sacada por mi padre. Parecía contento, nos pareció que nadie sabía quien era, o nadie lo reconocía, cosa que nos sorprendió. 

kenny roberts en indianapolis
Kenny Roberts
El resto de la mañana estuvimos sacándonos fotos con los pilotos que nos encontrábamos por el paddock como: Alex Rins, Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso, Valentino Rossi, Álvaro Bautista, Marc Márquez, Cal Crutchlow, Alex Márquez, Luis Salom, Thomas Luthi, Scott Redding, Efrén Vázquez, Miguel Oliveira, Maverick Viñales, Andrea Iannone, Aleix Espargaró, Nico Terol y Bradley Smith.

alex rins en indianapolis
Alex Rins

jorge lorenzo en indianapolis
Jorge Lorenzo

andrea dovizioso en indianapolis
Andrea Dovizioso

valentino rossi
Valentino Rossi

alvaro bautista en indianapolis
Álvaro Bautista

marc marquez en indianapolis
Marc Márquez

cal crutcholw en indianapolis
Cal Crutchlow

alex marquez en indianapolis
Álex Márquez

luis salom en indianapolis
Luis Salom

thomas luthi en indianapolis
Thomas Luthi

scott redding en indianapolis
Scott Redding

efren vazquez en indianapolis
Efrén Vázquez

miguel oliveira en indianapolis
Miguel Oliveira

maverick viñales en indianapolis
Maverick Viñales

andrea iannone en indianapolis
Andrea Iannone

aleix espargaro en indianapolis
Aleix Espargaró

nico terol en indianapolis
Nico Terol

bradley smith en indianapolis
Bradley Smith

El viernes esta todo el mundo del paddock más relajado, incluso podría resultar hasta hasta aburrido en algún momento, así que me puse a charlar enseguida con tres grandes periodistas como son: Dennis Noyes (enciclopedia del motociclismo), luego José G. Maroto (revista Motociclismo) y por último con el gran Manuel Pecino (director de Solo Moto). Todos asombrados  de que viniese de Canarias solo para ver las carreras y más todavía cuando les decía en todas las que había estado. Con Pecino estuve hablando más de media hora. Cuando nos cruzábamos por el paddock los días posteriores me saludaban, mi hermano me decía ¡ya te reconoce todo el mundo¡

dennis noyes en indianapolis
Dennis Noyes

jose maroto en indianapolis
José G. Maroto

manuel pecino en indianapolis
Manuel Pecino

Aproveché también para saludar y charlar un rato con Oscar Haro (manager de Stefan Bradl y comentarista de T5 para el CEV) que nos llevo a su oficina para saludar al “cachorro” estuvimos charlando un rato los 4, por supuesto aproveche para darnos las gracias por la entrevista que le hicimos en CompartirPasion.com el pasado día 4 de abril.

stefan bradl en indianapolis
Stefan Bradl

También tuve la oportunidad de charlar un rato con la madre del piloto español Luis Salom, y  sobre todo con el padre de los hermanos Márquez, con el que hablamos largo rato.

Como solo teníamos un pase y a la hora de comer en el paddock no vendían ni agua, salía primero uno y luego otro para comer. Los precios en el recinto del circuito son caros.

Nos encontramos con Pablo Nieto (Manager del equipo Calvo), le comenté que nos habíamos conocido en el concesionario de Rolls en Doha (Qatar) en el año 2010 que yo iba con mi amigo Javi y él con su hermano Gelete, me dijo que si se acordaba pero que no fue en el 2010 sino en el 2011, y tenía razón,  yo me equivoque en un año y eso prueba que no lo decía para quedar bien sino porque era cierto.

pablo nieto en indianapolis
Pablo Nieto

Ya con el cansancio acumulado del día aprovechamos para sentarnos en los únicos sillones que tenía el paddock situados en frente del box Honda Repsol. Conocimos a un señor americano que nos comentó que llevaba viniendo al circuito los últimos 35 años a todas las carreras que se celebran en el trazado, y que junto a unos compañeros mas han montado como un club de fans que tienen entradas privilegiadas con las que incluso se puede subir a la pobeda del circuito.

Le propongo a mi hermano un pequeño juego, que era a ver quién conseguía antes los autógrafos de los cuatro magníficos, los separamos por los dos de Honda y los dos de Yamaha, a él le tocan los del equipo Repsol y a mí los otros dos. Aunque conseguimos los cuatro autógrafos ganó él, porque salieron antes del box tanto Dani como Marc que Jorge y Valentino
.
Antes de irnos paramos por las tiendas del circuito para comprar la camiseta correspondiente y algo más, vimos una tienda donde vendían fotos firmadas por pilotos, enseguida el dueño me pregunta si me puede ayudar. Yo  me quedo admirando un cuadro de Wayne Rainey (mi ídolo),  le respondo que estoy mirando, empezamos a charlar, me pregunta quién era mi piloto favorito, de donde somos etc… le cuento en todos los grandes premios que estaba y le enseño las fotos de los cuatro magníficos firmadas y la de Kenny Roberts, el chico se quedó asombrado, nos intercambiamos las tarjetas de visita y nos despedimos.

Una vez finalizado la jornada  a las 18:30 regresamos al hotel. Mientras nos dirigimos hacia la salida veo que han dejado una puerta abierta para entrar a la pista así que le digo a Fer saca la cámara que me voy a meter en la pista y empieza a disparar fotos antes que venga alguien, así lo hicimos.
Pisé hasta el mismo asfalto del trazado.

circuito de indianapolis


La noche del viernes la pasamos cenando en un restaurante con el equipo Mahindra con sus dos pilotos a la cabeza: Efrén Vázquez y Miguel Oliveira. Finalizada la cena, nosotros dos y Willy nos fuimos al centro de la ciudad a ver el ambiente.

Nos llevamos una grata sorpresa, ya que íbamos con la idea que no habría ambiente ninguno, pero en absoluto era así.  Estaba lleno de motos por todas partes, algunas de ellas no las había visto en mi vida. Si en Europa es típico quemar ruedas, hacer caballitos, palancas, corte/encendido etc… aquí nada de eso; aquí presumen de sus monturas con luces, música y modificaciones como estas:

noche motera en indianapolis

noche motera en indianapolis

noche motera en indianapolis

noche motera en indianapolis


Después de un día tan largo y aprovechado, regresamos al  hotel a las 23:00. Al día siguiente seria otro día y teníamos que seguir disfrutando.

Segundo día del Gran Premio (sábado):


Como el día anterior  habíamos sacado las fotos y autógrafos que queríamos, esté día lo aprovecharíamos para fotografiarnos con algún piloto que nos faltase, pero sobre todo con alguna moto. 

Antes de los entrenamientos oficiales nos invitaron a visitar el box del equipo Mahindra donde pudimos ver desde la telemetría, hasta las mismas motos:

box mahindra

moto de efren vazquez

A esa hora el pit lane lo abren para uso exclusivo de un grupo de personas, normalmente clientes de las empresas del mundial para visitar los boxes de los equipos, así que aprovechamos cuando se acercaron por el box “nuestro” para meternos dentro del grupo, de esta manera nos recorrimos todos los boxes como:

pit lane de indianapolis

box honda repsol en indianapolis

box del equipo ducati en indianapolis


Uno de mis objetivos/sueño de esté viaje era poder sacarme una foto en la famosa yarda del circuito. El circuito antiguamente era de adoquines pero en los años 60 lo asfaltaron dejando solamente una yarda de adoquines en la línea de meta. Como nosotros no teníamos esos pases especiales para entrar a la pista no podía fotografiarme en la yarda pero al meternos dentro del grupo de visita por el paddock si pude cumplir mi objetivo. Segundo objetivo cumplido!!!!

brickyard en indianapolis


En las redes sociales concretamente en Twitter,  el piloto español de la categoría de moto2, Jordi Torres ha puesto de moda el “Kneeground” que significa apoyar la rodilla en el suelo, es decir, simular que estás tumbado con la moto, la gente se saca fotos así  y las suben a la red.

 Dos semanas antes del viole le mandé un tuit diciéndole que si le sorprendía con un ”Kneeground” aceptaría hacer uno conmigo en el mismo circuito de Indy, a lo que aceptó, así que el miércoles antes de las carreras hice el “kneeground” en la torre de Calgary con la ciudad debajo. 

Cuando lo vi en el circuito le dije que era yo, y cumplió lo dicho e hicimos el “Kneeground” juntos, además de gran piloto tengo que decir que es un gran tipo estuvimos charlando un rato y me pareció muy sencillo, educado y divertido, ojala que sea campeón del mundo. 
Tercer objetivo cumplido!!!

kneeground con jordi torres en indianapolis
Jordi Torres

Antes de salir del circuito pasamos por el Museo para fotografiarnos con los coches ya que motos habían muy pocas:

museo de la nascar en indianapolis

trofeo de la nascar en indianapolis

coche de la nascar en indianapolis


A las 14:00 nos fuimos a la ciudad, teníamos que aprovechar, comimos en un centro comercial y más tarde de compras.

Ya en el hotel, me fui a correr un poco por la ciudad antes de salir a cenar. Esa noche cenamos en Hooters (típica cervecería americana),  para luego dar una vuelta por el centro donde vimos otra vez una gran cantidad de motos. Terminamos tomando una cerveza en un bar donde nos encontramos con miembros del equipo Yamaha. Los pilotos no se encontraban, lógicamente estarían durmiendo. 

hooters de indianapolis

Algunas calles del centro de la ciudad las cortaban al tráfico solo para que pasasen las motos y las aparcasen allí, además ponían carreras de motos en pantallas gigantes distribuidas por la zona.

noche de indianapolis


A las 00:30 estábamos en cama que nos teníamos que levantar pronto para el gran día de las carreras.

Tercer día del Gran Premio (domingo):

Como los dos días anteriores amanecía el día completamente despejado, posiblemente  el domingo seria el día con más calor.

A las 09:30 estábamos en el paddock, la primera carrera la de moto3 comienza a las 11:00, fuimos directamente al box de Mahindra para dar ánimos al piloto vasco Efrén Vázquez, ahí ya se notaba la gran cantidad de gente paseando por el paddock así que decidimos subir a las gradas que se encuentran sobre los boxes para coger sitio.

paddock del circuito de indianapolis


Una vez sentados, observo que la grada de la derecha está completamente vacía que está a la altura de la línea de meta, pero no podemos pasar por que tiene una valla y hay un  chico vigilando, pero de repente veo que el chico se queda “anonadado” viendo a las Paddock Girl, momento en el  que aprovechamos para saltar la valla.

Como las carreras no acababan hasta las 15:00 y eran las 10:30 teníamos dos opciones o quedarnos allí todo el tiempo o  entrar sin agua y sin comer y estar un rato y luego salir. Elegimos la primera opción.

Durante la carrera de Moto3 solo éramos 3 personas en la grada, algo insólito para mí, cuando lo normal es que estén a tope de gente. Vemos tranquilamente la salida de la carrera con los tres pilotos españoles (Alex Rins, Alex Márquez y Maverick Viñales) en las tres primeras posiciones.

salida de la carrera de moto3 en indianapolis

Al finalizar la carrera veo que a nuestra derecha tenemos una entrada abierta que nos lleva directamente hasta el pódium. Decidimos ir para allá situándonos justo encima del pódium pudiendo saludar a los tres primeros (Rins, Márquez y Viñales).

El viernes estuve hablando con Alex Rins dando las gracias por la entrevista que nos dio para CompartirPasion.com, la suya fue la primera entrevista que hicimos a un piloto, cuando se encontraba en la parte trasera del pódium antes de salir, le dije: Alex!! Enseguida me reconocío y le di la enhorabuena.

podium de moto3 en indianapolis


Para ver la carrera de Moto2  volvimos a la grada, ya que la zona del pódium es la zona Vip, donde la gente va con pulseras y el pase al cuello ya que tienen comida y bebidas, como nosotros no teníamos esos pases, para no llamar mucho la atención nos volvimos para la grada.

salida carrera de moto2 en indianapolis

De nuevo a la hora de la salida de la carrera de Moto2 no habría más de 10 personas en la grada.

gradas circuito de indianapolis

En la categoría intermedia vimos la victoria con el carreron del piloto español Tito Rabat y de nuevo como en la carrera anterior cruzamos al pódium para verlo de cerca.

podium de moto2 en indianapolis


Misma táctica para la carrera de MotoGP, volver a la grada, en está ocasión ya había más gente pero no llegaríamos a más de 100 en nuestra grada. Vimos la salida de la categoría máxima con los tres españoles a la cabeza: Márquez, Pedrosa y Lorenzo.

salida de la carrera de motogp en indianapolis


Una vez finalizada la carrera volvimos al pódium pero esta vez debido a la cantidad de gente había uno de seguridad que tendría el pobre 70 años, así que en medio de la gente nos metimos y pudimos llegar al borde la escalera sacar de nuevo nuestra bandera de España y dar la enhorabuena a los tres pilotos españoles, Pedrosa y Lorenzo estaban “rotos” apoyados sobre la mesa de trofeos mientras que Márquez estaba fresco como una lechuga. 

podium de motogp en indianapolis


Gran detalle de Jorge Lorenzo que se dirigió hacia nosotros con el champan.

jorge lorenzo en el podium de indianapolis

Una vez finalizada la entrega de premios y las carreras nos fuimos al parking a coger el coche, la salida del circuito muy bien contralada y dirigida por policías de tráfico y como las avenidas son de 3 carriles no tuvimos nada de atasco, como si fuese un día normal.

El vuelo de vuelta a Calgary vía Houston, lo teníamos el lunes por la mañana a las 09:00 así que la tarde del domingo la aprovechamos para descansar en el hotel que estábamos cansadísimos de los tres días y entre las carreras y viaje llevaba una semana destrozado.

Mientras estaba descansando como es habitual en mi, le daba vueltas a la cabeza para ver a qué gran premio ir el año que viene, solamente me faltan Australia y Japón, dependerá del trabajo, la economía y la crisis pero si Dios quiere y puede será Japón.









16 comentarios :

  1. Vaya fin de semana mas intenso!!
    Me ha gustado mucho la crónica.
    Y como se puede ver , muy distinto a los GGPP de Europa.
    Enhorabuena y envidia sana.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, la verdad que si que no tiene nada que ver con Europa.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante, si algun dia pudiese ir algun gran premio fuera de España y pudiese escoger compañaero de viaje lo tengo claro.
    Te las sabes todas, muy bueno de verdad, me ha gustado mucho la cronica, como la otra persona me das envidia sana.
    Enorabuena.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, son muchos grandes premios a mis espaldas, eso conlleva muchas experiencias y anécdotas.

      Eliminar
  4. Hola que tal, me ha gustado mucho como lo cuentas y lo bien que os lo habéis pasado. Que viaje tan bien aprovechado, ya quisieramos muchos tener esas experiencias. Enhorabuena y a por Japón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, como verás cualquiera que se lo proponga lo puede hacer, no es nada extraordinario.

      Eliminar
  5. que arte tiene chiquillo......

    ResponderEliminar
  6. buenas fotos,,,muy bien.

    Os recuerdo que en indianapolis fui ofrecido con creveza engañosa y me dormí,,,,,,,,al despertar me palpitaba el hule-hule (ojo del culo)
    ahora soy alcoholico por que busco revivir aquellas sensaciones.
    " PORKLORO"

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias. Tuve q seleccionar las fotos ya que teníamos muchas.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena; muy buena la crónica.
    Estoy planeando ir al GP de Malasia este año. ¿Algún consejo en especial? ¿Alguna info adicional a la ya publicada en tu blog?
    Gracias de antemano.

    Salu2...

    PD.- Estuve en el GP de Japón del 2010, si te puedo ayudar en algo respecto a la info...

    ResponderEliminar
  9. Gracias muchas gracias!! En Malasia te aconsejo que te quedes en Kuala Lumpur y alquila un coche con GPS imprescindible, vas a pasar mucho calor y humedad así q Bermudas. Si consigues pases d boxes te incharas a sacarte fotos con pilotos por la poca gente q hay. Y si no en las gradas tienen buen ambiente en la entrada principal al lado d las tienes ponen carpas d todo tipo y levan pilotos para firmas autógrafos. Si necesitas algo más en concreto que te pueda ayudar dimelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos y por compartir tus experiencias.
      El hotel en Kuala ya lo tengo reservado (imaginaba que los que están cerca del circuito estarían copados por la gente del mundial: equipos, DORNA, prensa...) Lo que no tenía claro era si alquilar coche o moto; el tráfico en las grandes ciudades asiáticas me da un poco de miedito. La opción de negociar precio con un taxi parece interesante ¿me la recomiendas?

      Salu2 y gracias otra vez.

      PD.- Si quieres envíame un DM a @porzuelo en twitter y te cuento sobre el GP de Japón. Conseguimos volver a España... o sea que tan mal no lo hicimos ;)

      Eliminar
    2. Alquilar el hotel en KL es buena idea porque en Sepang y sus alrededores no hay nada que hacer. Alquilar una moto en mi opinión descartalo conducen como locos y puedes tener un accidente fácil. Así q el coche con GPS (imprescindible) o negociar con un taxista puede ser buena idea. Si quieres más datos hablamos por DM.
      Saludos

      Eliminar
  10. Fantastico viaje y relato.A ver si nos animamos a este tipo de aventuras. Da gusto leerte Quique Vidania.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, te ánimo a que te lances a una aventura así, no se te olvidara en la vida.

      Eliminar